viernes, 3 de abril de 2015


Caí en la cuenta, viajar en el tiempo es un hecho, todos lo hacemos si cumplimos los años, aunque el viajero del tiempo ideal es un niño. Me recordé. Fui a ver pasos, en la Madrugá, no vi ni uno, nazarenos sí, interminables. Me metí en el Fun Club, y puse mi culo encima del careto de John Lennon ¡Joder, son unos mitómanos!: los taburetes, las paredes, la Patti Smith, el Jim Morrison, éste, el otro y la otra, todos medio babis, jovenzuelos. Pero ¡hostia!, si la mayoría está criando malvas  y los pocos que quedan están viejunos. Mitómanos. Luego, observé. Cuando hace años vi a la Victoria Beckham poner morritos posando, pensé que era tan ridículo que a todo dios le parecería grotesco. Me equivoqué; hoy en día todo dios se hace fotos, a mansalva, y como la Beckham, posando guapitos. Desisto de seguir viajando en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario