martes, 13 de enero de 2015


Ya en el 2006 me pareció una provocación insensata que se iba a cobrar vidas las caricaturas de Mahoma. Ahora, después de lo acontecido, con Mahoma de nuevo en la portada de la revista satírica francesa, pienso lo mismo.

La libertad de expresión no está por encima del respeto al otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario