lunes, 27 de mayo de 2013

En conversación con Benjamin Ivry, a propósito de la cita: «Si alguien debe todo a Bach es sin duda Dios», su autor, E. M. Cioran indica que: «Sin Bach, Dios quedaría disminuido. Sin Bach, Dios sería un tipo de tercer orden. Bach es la única cosa que te da la impresión de que el universo no es un fracaso. Todo en él es profundo, real, sin teatro. Después de Bach, Liszt resulta insoportable. Si existe un absoluto, es Bach. No se puede tener ese sentimiento con una obra literaria, hay textos, pero no son formidables. El sonido lo es todo. Bach da un sentido a la religión. Bach compromete la idea de la nada en el otro mundo. Cuando escuchamos su llamada, no todo es ilusión, pero Bach es el único que lo hace. Fue un hombre mediocre en su vida. Sin Bach, yo sería un nihilista absoluto».

Guillermo da Costa


miércoles, 22 de mayo de 2013


Dios mío, cuántas fatiguitas paso… Si no fuese por la niña, cambiaría de ciudad, de país, de continente, desaparecería para siempre.
No, no podría, me engaño: no puedo vivir sin verla: amarás y reventarás. 


lunes, 20 de mayo de 2013


“…y el amor irrumpió con tal fuerza en él que su posterior destino ya sólo puede definirse como una incesante huida ante este amor exterminador…”

Imre Kertész

sábado, 18 de mayo de 2013


Hoy hace un día frío, hay viento pero el sol logra abrirse paso entre las nubes. No he visto a ningún pajarillo posado en la cruz, salgo al balcón a menudo, desde donde la diviso, esperanzado, buscando apoyo; pero nada: parece que hoy todo depende de mí, de este yo mío frágil en construcción.
Amo y no soy amado: lo acepto. Pero ¿qué acepto?, ¿el estado categórico, inmutable?, ¿a perpetuidad en mi vida? No. Quisiera extraer la dicha del hecho de amar, tan sólo, sí, pero no puedo ¡Necesito tanto dar pero también recibir! Acepto la provisionalidad de este estado, en conclusión, soy el amante común, el amante necesitado de flecos de esperanza para tirar adelante, lejos del amante idealizado que querría ser. Soy el amante que sucumbe al dolor y aleja de sí el cáliz de amor que se creyó capaz de apurar.


Amor mío, no puedo dejar de pensar en ti, muero. Es una agonía lenta la de mi alma, lleva a mi cuerpo por calles solitarias y me insta a detenerme en lo insignificante, lo que nadie advierte, me consuela con lo que apenas existe mientras vamos muriendo los dos, cuerpo y alma, leales bajo este cielo atroz de primavera ¡Amor mío! (Escrito días atrás)

Voy a sacar a la perruna. Voy a la cruz y a ella. 

miércoles, 15 de mayo de 2013


A unos escasos cien metros de mi casa hay un colegio religioso. Destaca en él una torre de hierro que culmina en una cruz. Cuando saco a la perrita, elevo mi mirada y me aproximo a ella atento a los pajarillos que se posan en sus brazos, casi siempre uno -me gusta pensar que el mismo- que me figuro soy yo. Raras veces, en un par de ocasiones tan sólo, una parejita comparte brazo, entonces mi corazón da un vuelco, lo tomo no como un presagio, sino como un mensaje del mismo Dios animándome a perseverar. Rezo: el padre nuestro siempre. Imploro, busco consuelo, acato o me desespero. Pido a Dios que entre en mi corazón y me dé fuerzas, que siempre escasean por la falta de alimento y sueño, para continuar la batalla. Le pido que me la devuelva.

Minotauro/Ariadna versus Hombre/Mujer.

V., como yo, da enorme importancia al mundo oculto: lo inconsciente, lo mítico, lo arquetípico, la simbología, lo mágico, etc., y a las señales e influjo de todo ello en la realidad. Partió de ahí. Él no, y por lo poco que sé no va mucho con él esta percepción. V., erupcionando, ha vivido su construcción irrefrenablemente en lo real, pulsiones de lo más profundo de su ser se han liberado en este marco. Hasta ahora. Con el tiempo transcurrido, el desgaste de los materiales abstractos que portaba ella y los lenguajes distintos de ambos han dejado de dar de sí.
Ahora su relación ha entrado en los terrenos del conocimiento del otro, ella así lo ha demandado. V. ha entrado en lo real ¡Bien!
¿Y qué es lo real ahora?, ¿cuáles son los terrenos del conocimiento del otro? Pues de momento, hasta que se vean cara a cara en sus encuentros, una suerte de lenguaje Facebook de: me gusta, comparto, vídeos, citas, imágenes, etc. Ella redacta a su amor una frase elaborada en fondo y forma mediante el chat del Facebook y él responde a la hora y media con un emoticono tamaño grandote que guiña el ojo. Me complace. Según ella es muy culto, cinéfilo y sabe de todo (siempre ha sido muy impresionable). Está muy puesto también en el lenguaje Facebook, observo yo. La va a facebookcitar, pues ella, tras salir del bloqueo, pasado mucho tiempo sin saber que contestar, le envió un corazoncito. Ambos, enfrentados a sus respectivos mundos, se las han visto y deseado para salir del trance.
La vida, sin embargo, siempre va más allá de lo que uno espera y sorprende, puede que estén hechos el uno para el otro y no sea más que envidia lo que siento.  

martes, 14 de mayo de 2013


Cuánto te quiero mi amor,
cómo te retiene mi pecho,
libre tú,
cuánto te quiero mi amor.
Soy tú.
Cuánto te quiero mi amor,
cómo te retiene mi pecho,
libre tú,
ya soy.


lunes, 13 de mayo de 2013


Dentro, volver dentro y ya no salir; llevarme a ella y a la niña; llevarme el dios de Bach. No abrir jamás. No más muerte, no más vida, no más resurrección. Renuncio a mi carne, seré un cuerpo torpe y caminaré sobre líneas que dibuje una vez y por siempre; visible sólo para otros como yo, los de dentro, beberé su agua sin interferirnos, cada cual en sus líneas, de paso en el exterior, sin destino.