jueves, 12 de septiembre de 2013



16 de diciembre. No volveré a abandonar este diario. debo mantenerme aferrado a él, porque no puedo mantenerme aferrado a otra cosa. Me gustaría explicar el sentimiento de felicidad que, de vez en cuando, siento en mi interior, como ahora, precisamente. Es en verdad algo efervescente, que me llena del todo con un ligero y agradable estremecimiento y me convence de que tengo unas aptitudes de cuya inexistencia puedo convencerme en cualquier instante, también ahora, con toda seguridad.



27 de diciembre. Mi fuerza no da ya para una frase más. Sí, si se tratara de palabras, si bastase colocar una palabra y pudiera uno apartarse con la tranquila conciencia de haberla llenado totalmente de uno mismo.



Franz Kafka, Diarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario