lunes, 15 de julio de 2013

Roma

Respuestas indirectas. El cielo está encapotado, miro arriba y me pregunto cuándo saldrá el sol, y abajo en la tierra, donde nunca esperaría la respuesta, en un trocito de vidrio un rayito inesperado: fulge el sol. La totalidad me está vedada, mi límite: estar abierto con humildad a una sabiduría oblicua.
En consecuencia, cuidar mi verdad, sin rango y perecedera. Saberlo.


Otras cosas, ayer, el evangelio: La parábola del buen samaritano (Lucas 10,25-37) 

3 comentarios:

  1. Ostias Opal, usted es de los que saben citar versos del evangelio.

    Yo a lo más que me acerco a los temas eclesiásticos es a la Cospedal con mantilla.

    Yo les digo una cosa: si el dinero de los sobres ha sido empleado en que un joven jardinero le arregle los arbustos, por mí bien está. A una mujer con ese porte no se le puede reprochar ni negar nada.

    Hablando de políticos, voy a entrar al trapo, aunque el tema en realidad me aburre ¿Por qué la gente está tan cabreada con lo del PP? La gente que se sorprenda de esto es gilipollas. Los partidos que gobiernan para los que más tienen, reciben obviamente dinero de estos, para que aunque el lumpen más desorientado también les vote, no se les olvide que su función es proteger los intereses de los primeros. El nivel de disimulo con el que integren esos tributos en su vida personal es anecdótico: se puede hacer con sobres de 25000 euros, o con "perks", como dirían los ingleses. Que los intenten enmarronar por haber sido tan descarados, bien, pero el que no supiera que los políticos del PP y de derechas en general comen de los empresarios, es que es tonto y no se ha enterado de nada. Lo cual no es de extrañar viendo el percal.

    ResponderEliminar
  2. En realidad la gente sí lo sabe. Lo que pasa es que se lo toman como una fatalidad, como una maldición bíblica, como una catástrofe natural o algo así. (aparte de que muy listos tampoco somos por lo general)
    (ese es el resultado de mis estudios de campo)

    ResponderEliminar
  3. Está la letra y está el espíritu de la letra. La individualización reside en el espíritu de la letra. Un caleidoscopio de letras embauca impresionando, desde la individualización se hace frente al canto de sirenas.
    (Se podría establecer una analogía con todo. Izquierda derecha adelante detrás un dos tres: La Yenca, canción infantil, ¿primer ciclo?)

    ResponderEliminar