viernes, 26 de julio de 2013

11




_ ¿Qué quieres cambiar de ti, hombre de alquimia?
_Sólo quiero conservar, la gotita de sangre, siempre fluida, que en la yema de mi dedo causaron dos espinas.

 La pérdida nunca quiere irse. Los azahares tampoco, regresan cada primavera, ayer. La pérdida regresa en el ayer, sabe que siempre habrá hoy azahares de ayer para ella. Su primavera. La perdida nunca quiere irse pero acoge y es la bienaventuranza de los que llegan.


Cosas del blog, del ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario