domingo, 29 de mayo de 2011

Al ordenador le falta la tecla ese, pero hay un pivotito, y si lo pulso sale; la letra no se ha ido, sigue estando ahí y le he llegado a coger cariño al pivotito. Ahora que se ha desprendido de su cuerpo es más ese que nunca para mí, es un pequeño milagro cuando aparece en la pantalla como la hija prodiga o la oveja extraviada y hallada.

Miradla:

s

5 comentarios:

  1. Antes pulsaba la fachada, el márqueting, el cartel, el logo, la publicidad de la s, y ahora en cambio cuando sale en pantalla es porque la toca directamente en el alma. Las eses tienen el alma curva, como las chepas de los ancianos, como las empuñaduras de sus cayados (ah, no, que eso sería una c y no una s, pero bueno, en mucha Andalucía suenan igual), como la columna vertebral de un pringao...

    Opal bueno.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo æ/ø/ö escrito donde la eñe; es una tecla poco patriota.

    ResponderEliminar
  3. Querido Opal, he contestado a su duda artística con una duda de autor. Revise su correo, a ver si encontramos explicación.
    Opal malo.
    Deker bueno.
    Walrusito guapo.
    Saludos a la concurrencia.

    ResponderEliminar
  4. En el alma, sí, señor Blas.

    Usted es afortunado, Surlaw, está con las vikingas.

    Y en ocasiones malísimo, señora Diakonova.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Opal Wilde,

    Malísimo no, no sea usted tan duro. Yo lo tengo a usted por malo-malete-salidete que es así como cariñoso y carente de connotación peligrosa. Un gatito en celo.

    Walrus y vikingas? Walrus¡¡¡¡ No será eso cierto¡¡¡ Te has ganado una buena tunda, querido.
    Sr.Wilde contenga sus observaciones, se lo suplico, no me obligue a ser celosa aquí, en público.

    Besos a todos.

    ResponderEliminar