martes, 25 de enero de 2011

Para subir el listón y sin embargo captar la atención del señor Surlaw.



16 comentarios:

  1. se ve negro, si es esa la gracia no lo he pillao.

    ResponderEliminar
  2. es que es la polla de la bestia...negra...

    ResponderEliminar
  3. Me preocupan.
    Me preocupan mucho.

    http://www.youtube.com/watch?v=t_fJaz_ITWs&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  4. Jajaja Opal, Blogger ha marcado su blog como contenedor de material para adultos. Ahora tengo que confirmar que soy mayor de 18, no vaya a ser que me corrompa.

    ResponderEliminar
  5. Las del vídeo que no se preocupen, que yo puedo correrme sin usar las manos.

    ResponderEliminar
  6. He sido yo el que ha activado la casilla, Surlaw, después del tijeretazo y para evitarlos en lo sucesivo lo he creído conveniente.
    El fragmento de la película La Bête, de Walerian Borowczyk, ha desaparecido del Youtube. No sé pues de donde viene la censura, si de Blogger o de Youtube.

    ResponderEliminar
  7. Ambos son propiedad del todopoderoso

    G(. )( .)GLE

    ResponderEliminar
  8. Amí me importa una mierda el tube y el gugle. Soy un hombre que sufre in the rain. Y eso es muy fuerte. Necesito apoyos en vinagre.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Dime algo, Opal, dime algo!!

    (Y con esto homenajeo a Andrés Montes, una de las pocas personas con el mérito de empezar cayéndome mal, luego caerme bien, y al final morirse, que es caerse del todo)

    ResponderEliminar
  10. Señor Surlaw, lo tengo amordazado y atado a la pata de la cama, pero como veo que ya ha aprendido la lección, lo mismo se lo suelto uno de estos días.

    ResponderEliminar
  11. Podría parecer, Surlaw, que atado a la pata de la cama estoy en los terrenos de "¡Ah de la vida!"... ¿Nadie me responde?
    Ya sabe, el Quevedo filosófico:
    … Ayer se fue; mañana no ha llegado;
    hoy se está yendo sin parar un punto;
    soy un fue, y un será y un es cansado.
    En el hoy y mañana y ayer, junto
    pañales y mortaja, y he quedado
    presentes sucesiones de difunto.
    Pero no, rondo un lugar menos sesudo, que trae a mi magín un Anónimo del Siglo de Oro.
    -¿Qué me quiere, señor? -Niña, hoderte.
    -Dígalo más rodado. -Cabalgarte.
    -Dígalo a lo cortés. -Quiero gozarte.
    -Dígamelo a lo bobo. -Merecerte.

    -¡Mal haya quien lo pide de esa suerte,
    y tú hayas bien, que sabes declararte!
    y luego ¿qué harás? -Arremangarte,
    y con la pija arrecha acometerte.

    -Tú sí que gozarás mi paraíso.
    -¿Qué paraíso? Yo tu coño quiero,
    para meterle dentro mi carajo.

    -¡Qué rodado lo dices y qué liso!
    -Calla, mi vida, calla, que me muero
    por culear tiniéndote debajo.

    ResponderEliminar
  12. Hombre, digo yo que la clave de la cuestión está entre estar atado a LA pata de la cama, y estarlo a LAS patas de la cama. Aunque aún cabría la opción de estarlo a las cuatro pero por debajo; con ese tipo de cosas hay que tener cuidado a la hora de pactar con el diablo, aunque yo, por suerte o por desgracia, aún no he podido contactar con él. De lo contrario estaría yo también amordazado, pero con unas bragas usadas.

    ResponderEliminar
  13. Hay muchos diablos, como le toque Harab Serap, en vez de bragas le va a caer un braslip espeso.

    ResponderEliminar