domingo, 11 de diciembre de 2011

Seres que se comen unos a otros, la creación de un dios dañado, dolor.
Un jainita sin mascarilla, sin querer, engulle un mosquito al respirar, mortifica su cuerpo y dos gorriones porfían por una semilla intacta de su defecación.


¡Ay Sulamita, cuándo dejaste de calentar la cama al viejo Salomón!


Voy derechito donde van los corazones,
más pesados que una pluma van los corazones,
extiendo el brazo y tiemblo,
llevo en la palma de la mano un corazón pesado y tiemblo.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Qué lucha inconsciente por limpiar la mirada y cuánto embellece. Una retrospectiva de Pasolini podría limpiar mirada y salvar belleza. Pero es difícil, todo ese mundo de Pasolini tiene el cierre de su asquerosa muerte en el descampado de Ostia. Con ese broche ganar la batalla al mal no es posible.
Digamos que me enamoro de la bondad de las chicas malas y que me excitaría corromper a las buenas: un rayito de sol y tinieblas. Necesitaría una conversión a lo San Pablo, perseguidor de cristianos; ciego por la bondad del sol y sin recuperar del todo la visión hasta mi muerte.
Las decadencias suelen ser largas, hay quienes les sacan partido. No me gusta esta fruta.

jueves, 14 de julio de 2011





Yo no miro fotografías del pasado, del mío o de cualquiera, me anego, al decir de los Antiguos, en bilis negra, en melancolía. Y miro el presente como si ya hubiera sido vivido, no por mí, sino por alguien que mira a través de mí, y de ellos, los que me rodean. En ocasiones tengo la sensación de que las tres o cuatro edades del hombre se amalgaman en el magro cuerpo que ocupo, a veces dialogando y a veces taciturnas. Y que el que mira a través contrarresta con una sonrisa alguna que otra gotita de bilis negra que se le escapa.


Por otra parte, considero que el patito feo debería haberse convertido en un pato feo -si acaso feliz- pero nunca en un cisne.

miércoles, 13 de julio de 2011




Comprendo a estos muchachos: es lo máximo que podemos acercarnos al maravilloso universo femenino.

martes, 12 de julio de 2011




Fujika es adorable.

sábado, 18 de junio de 2011

viernes, 17 de junio de 2011

RILKE

LIBRO DE LA POBREZA Y DE LA MUERTE
(Selección)
[ 30 ]

La casa del pobre es como un sagrario.
En su interior lo eterno se cambia en alimento,
y al anochecer regresa suave
hacia sí, en un anchuroso círculo,
y se acoge en sí, lento, pleno de resonancias.

La casa del pobre es como un sagrario.

La casa del pobre es como la mano de un niño.
No toma lo que los adultos piden,
le basta un escarabajo con ornadas pinzas,
una piedra ovalada de rodar por el río,
la corrediza arena y las conchas sonantes.
Es como una balanza suspendida,
sensible a la más leve recepción,
oscilando largamente entre los dos platillos.

La casa del pobre es como la mano de un niño.

Es como la tierra la casa del pobre:
esquirla de un venidero cristal,
ya claro, ya oscuro, en su huidiza caída;
pobre cual la cálida pobreza de un establo, -
y no obstante están los anocheceres: en ellos es ella todo,
y de ella vienen todas las estrellas.
Ahora pongo las s seguidas, ssssssss, y juego con el dedo en el espacio vacío, y toco el pivote muchas veces; es el contacto, no existo yo solo, es una afirmación de niño pequeño, metiendo los dedos en otras cosas, me la permito.

sábado, 11 de junio de 2011

sábado, 4 de junio de 2011

La luna, de Bertolucci. Otra que vi de jovencillo. Me encanto, claro.



jueves, 2 de junio de 2011

He cambiado el nombre al blog, ea.






miércoles, 1 de junio de 2011

El video de la semana del malo-malete-salidete.


domingo, 29 de mayo de 2011

Al ordenador le falta la tecla ese, pero hay un pivotito, y si lo pulso sale; la letra no se ha ido, sigue estando ahí y le he llegado a coger cariño al pivotito. Ahora que se ha desprendido de su cuerpo es más ese que nunca para mí, es un pequeño milagro cuando aparece en la pantalla como la hija prodiga o la oveja extraviada y hallada.

Miradla:

s

sábado, 7 de mayo de 2011

También de vez en cuando estudiando teatro hacía novillos. Yo era un joven muy reprimido -y quizá por ello altamente contemplativo- y cerca de la escuela se encontraba la yeguada militar. Ahí se prodigaba un naturalismo que no enseñaban en la escuela. Cuando hacía aparición la yegua, excitada, sudada, estremecida, comenzaba la clase magistral; la tensión sexual iba in crescendo al hacer su aparición el semental resoplando, y era olfatear a hembra receptiva, que la verga en un instante desplegaba todo su erecto esplendor. Entonces, el mamporrero, con gran esfuerzo, lograba introducir el enorme miembro en la vulva mojada. Yo tomaba nota. Recuerdo que en un ejercicio, en una escena de Eugene O’Neill, me valí de esta experiencia y de otra en la que siendo menor de edad visité con mi padre y sus amigos una sala de fiestas de espectáculo porno y prostitutas, llegando a bailar con una de ellas, para interpretar el rol de un adolescente departiendo con una puta en un burdel. El profesor encomió mi trabajo pero no así el de la chica que hacía de prostituta. No estuvo a la altura, dijo. Pero en mi fuero interno yo sabía que yo tampoco lo había estado: no había empalmado. Conseguí el candor y la pureza del adolescente pero no la erección incontenible que era el naturalismo al que yo aspiraba. A veces pienso que si la chica y yo nos hubiésemos preparado juntos en la yeguada, mi represión se habría aliviado en aquél lúbrico lugar en el trabajo previo y habríamos hecho una escena memorable sobre el escenario.

lunes, 18 de abril de 2011

domingo, 17 de abril de 2011

viernes, 25 de febrero de 2011

Más de dos meses sin probar una gota de alcohol y ayer, oh gran hijo de puta, bebí. Volví a ser el anormal, durante unas horas, que se ha ganado 9 meses de prisión por -y es verdad, aunque no he querido reconocerlo hasta ahora- atentado a la autoridad. Mi odio a la policía es un odio antiguo que va dirigido hacia mí. No iré a la cárcel porque no tengo antecedentes. Soy un bicho. Pagaré, unos 800 euros, el fiscal ha sido bueno conmigo y sólo me ha metido un atentado; pero he de pagar las lesiones a los dos polis. Hace 5 años me pasó lo mismo pero fue considerado una falta. Debo canalizar mi odio y contentarme con mi persona. Sé que tengo un problema con la Autoridad. No debo beber o acabarán conmigo.

viernes, 11 de febrero de 2011

martes, 8 de febrero de 2011

martes, 25 de enero de 2011

Para subir el listón y sin embargo captar la atención del señor Surlaw.



domingo, 9 de enero de 2011