sábado, 27 de noviembre de 2010

Júpiter está deshabitado, no hay sicomoro si nadie lo plantó, no hay rueca que espere a princesa, no hay sensación de frío, ni tampoco de calor.
La estética y los paraguas son prescindibles; la una porque se sobrevive y el otro porque no hay paraguas en Júpiter.

En el tiempo de los apostóles
los hombres eran barbáros
se subían a los arbóles
y se comían a los pajáros.

14 comentarios:

  1. Ey... la sonda Galileo algún sensor de temperatura tendrá, al menos para controlar la electrónica. Oh, perdón... que una sensación no es un conjunto de estados materiales.
    (Sólo estoy provocando a Deker)

    A mí de niño me fascinaba la astronomía, pero luego caí en la cuenta de lo frustrante que es dedicar tu vida a estudiar algo inalcanzable para los sentidos immediatos. Ya tengo bastante con el sexo femenino. Entonces calculé que podía aspirar a ser el primer pisador de Marte, pero luego me dije: qué coño, si tu salud es de mierda, no pasarías un examen psicológico de la Nasa ni sabiendo lo que tienes que decir, y no puedes estar 24 horas sin ducharte. Además, parece que al final va a ser la próxima generación. He bajado el listón a las islas subantárticas deshabitadas. Me quedan, espero, varias décadas de vida, y no descarto encontrar la oportunidad de visitar alguna (es difícil, mi profesión no va por la línea de trabajo de campo, y en calidad de turista no me gustaría aunque pudiera).

    ResponderEliminar
  2. La democracia, o su premisa digamos, para que no me tachen de simplista, es otro mal menor para hacer que las cosas sigan tirando. Estoy tan aislado socialmente que a veces pierdo los motivos para estarlo, y me olvido de lo terribles que son las mayorías estúpidas, porque rara vez me meto en la arena con ellas. Acabo de meterme en una y oh dios, sigo tan inútil en la lucha verbal cuerpo a cuerpo como hace 10 años. Ustedes me ven aquí muy chulo con mis frasecitas, pero carezco de reflejos para la discusión en tiempo real, padezco de L'esprit de l'escalier, aparte de la inteligencia política y social que me falta en general. Todo es política, hacerte temer, hacerte obedecer, mostrar la fachada que encaja como puzzle en la del prójimo. Este no es mi sitio.

    ResponderEliminar
  3. ¡¿Provocarme?! ¡Usted no lo conseguiría ni en un millón de años, maldito cabrón! ¡Quién coño se ha creído que es, chulomierda!
    Usted le pondrá una sonda al Galileo ese de los cojones donde le dé la gana, pero nunca podrá saber qué siente el termómetro cuando le baja o sube el mercurio, porque eso sólo lo sé yo, que soy el Gran Procesador del Universo, y todas las informaciones, vengan de donde vengan y de quien vengan, las traduzco como me encarta. Usted, el Opal, la Diakonova y María Santisma pueden decir lo que les parezca, que yo lo interpretaré como se me ponga en las pelotas: a ver si lo vamos cogiendo. No tengo ningún contrato con la Real Academia, ni con La Inteligencia, ni con la Fe, ni con Canal+, de modo que el mundo, sus fenómenos y sus habitantes serán lo que a mí me plazca; por eso hay veces en que pequeños fragmentos de él me gustan. Además, que lo sepa: como soy de la workinclas, puedo estar hasta 36 meses sin ducharme, o incluso soy capaz de meterme en la ducha y arrimarme al lado de la pared donde no me alcance el agua para hacer ver que me estoy duchando. Y encuentro mi sitio en el mundo porque me lo invento, si no de qué.
    ¡¿Y qué coño se nos ha perdido en Marte?! (si eso no se anima ni en agosto) ¡¿Quién hostias es el patrón de Marte, San Isidro, Santa Hortensia de Padua..?! No hay ni perros en Marte, y si usted se llevase a uno, luego no sabría dónde echar cívicamente sus cagarroides, ya que según informes de la Agencia Espacial, allí no hay papeleras y además las que hay no son practicables porque al carecer de oxígeno las han tenido que instalar dentro de escafandras y son por tanto herméticas.
    Cómprese un apestoso perro y una flauta, desalíñese la indumentaria y no se duche nunca ni se afeite, cante canciones acústicas de Ben Harper y pida limosnas por las esquinas: ahí está su lugar en el mundo. (está demostrado que llevar un perro, o un bebé, o ambas cosas, ayuda a ligar)

    Morsa no malo, Morsa bueno.

    ResponderEliminar
  4. En Júpiter no hay paraguas por la falta de oxígeno. En Júpiter falta el aire, falta el asfaltado de calles y falta educación, sobre todo educación. El ayuntamiento de Júpiter está endeudado. Júpiter se quiere desmarcar de la vía láctea porque la preferiría de soja. El patrón de Júpiter es San Tamayo, se celebra el 15 de julio y nunca ha ido nadie. En un principio se pensaba que acaso fuera por coincidir en fecha con las fiestas de Marte, pero no.

    Opal no malo. Opal bueno.

    ResponderEliminar
  5. http://4.bp.blogspot.com/_ScgoDLcT4QI/SmYE0X-2bAI/AAAAAAAABIk/F1JDQhnsAeE/s400/girl+from+mars+1.jpg

    Esta es de las de bolsa en la cabeza.

    ResponderEliminar
  6. La orientación del rabo sugiere que te lo va a meter por el culo mientras te la follas.

    ResponderEliminar
  7. También me recuerda a los trajes de Lady Gaga.

    Original:

    http://www.youtube.com/watch?v=qrO4YZeyl0I

    Parodia de Key of Awesome, mis putos héroes:

    http://www.youtube.com/watch?v=LWxTGJ3TK1U

    Las dos me encantan a su manera.

    ResponderEliminar
  8. pues yo cuando era pequeñito me bañaba en una olla y ahora que soy mayorcito no me cabe ni la polla.

    ResponderEliminar
  9. http://www.empflix.com/view.php?id=49596

    ResponderEliminar
  10. "¡Esto por correrte demasiado pronto anoche!"

    (Es producto nacional eh, hay otro vídeo en el que hablan en español. Hay que promocionar el cine español)

    ResponderEliminar
  11. Trascender, en el sistema kantiano, es traspasar los límites de la experiencia posible.
    La sementera por la que el hombre deviene en uomo ballbusting mejor no removerla…, pero iniciado ya en los arcanos de la libido extrema, nuestro hombre -que subyugado por el poder sexual que la mujer ejercía sobre él no daba pie con bola- encuentra en la aceptación y en la recreación explicita de su debilidad mediante el rito de las patadas sucesivas en los huevos su lugar en el mundo, un lugar que se ha ganado con el dolor de sus huevos y donde sumiso se abandona también a un placer sin reservas. Quizá en puridad kantiana no trascienda pero al menos puede cantar con voz aguda de huevos rotos la canción Man is the baby de Antony & The Johnsons. Y correrse, claro está. (Y si se lo permiten, en los zapatos de -valga la paradoja- las redentoras.)

    ResponderEliminar
  12. Ya, ya, pero poesía aparte, don Opal, es una gilipollez, don Morsa.
    (A usted le fascinan esas prácticas violentas porque no le dieron en su día un buen par de hostias que le clarificasen)
    (Generación de putos consentidos)

    ResponderEliminar
  13. (Me temo que se equivoca, caballero)

    Lo que pasa con esos vídeos es que ellos llevan huevera. Pero bueno, la idea es lo que cuenta.

    ResponderEliminar