domingo, 19 de septiembre de 2010

Los golpes son como un derribo, si da tiempo, la otra realidad, el sinsentido en carne propia si da tiempo, hablo de los físicos que se miden en newtons, mecánica de los derribos siempre visible en ese estado de desgracia, de derribo a derribo la otra realidad, ahora con su realidad. ¡Magia remagia! Hay un joven buitre leonado que va a volar en la ExYugoslavia o Rumania y dejará la impronta en España, una joven humana que lo ha querido como una madre.

2 comentarios:

  1. A ver si lo he entendido: Un exbuitre leonado se vuela hasta Yugoslavia y va y se enamora de una joven aunque sea rumana, porque las rumanas también son seres rumanos.

    ResponderEliminar
  2. Bucarest, le petit Paris des Balkans, Ceaucescu, Cioran, los seres rumanos gitanos, Nadia Comaneci, Drácula, Transilvania, los Cárpatos ¿Los Cárpatos?... Ahí quería llegar, eso es, ¡los Cárpatos!, ¡tempestad e ímpetu!, ¡Sturm und Drang! (uy, ya me he desviado).

    ResponderEliminar