martes, 14 de septiembre de 2010

Hoy he ayudado a mi padre a poner una televisión ¡Ay si mi padre hubiese sido mi abuelo!

4 comentarios:

  1. Con Chet Baker, los pequeños altavoces del ordenador avanzan sobre la mesa.

    ResponderEliminar
  2. Lo estoy consiguiendo: la soledad compartida. Conmigo.

    ResponderEliminar
  3. A veces ni uno con uno mismo, cree estar lo suficientemente solo.
    Una desexistencia reversible sería lo suyo en estos casos, puestos a pedir.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, es algo en lo que pienso mucho, la condena de por vida a estar conmigo, con lo que he llegado a ser y ya soy quiero decir.

    ResponderEliminar