jueves, 19 de agosto de 2010

Silvio. Conciertos caóticos. Inmenso en el derrumbe. La última vez que lo vi estaba sentado en la escalinata de la iglesia de El Salvador, con una cerveza en vaso de plástico en la mano y en compañía de una joven.


9 comentarios:

  1. En Silvio se demuestra que cualquier tipo corriente puede ser un genio, o que nadie lo es.
    Enorme.

    ResponderEliminar
  2. Sus salidas de tono eran antológicas: ¡Operación mandolina! ¡Cuerpo a tierra! ¡Yepaaa!

    Señor Blas, he buscado en Google “contador de visitas”, he ojeado la primera dirección y parece sencilla la instalación.

    ResponderEliminar
  3. ...y su italiano macarrónico, su inglés...

    Ya me ocupé hace tiempo de llenarme un cd con una selección de su peculiar obra, y tiene más de un tema que trasciende lo meramente anecdótico. (la ragazza del elevatore, por ejemplo, me hace sonreír aunque la haya escuchado mil veces)

    Joder, vaya cojones, ni había mirado lo del contador. No sé por qué supuse que eso venía incluido en los blogs "sofisticados", y como yo tiro de plantilla básica, modelo infantil y eso...
    Bueno pues, si vuelvo a caer en un episodio de aburrimiento, o me sobra tiempo, a lo mejor hago el experimento.

    ResponderEliminar
  4. Eso es para la gente con público, Deker. Nosotros somos unos marginados, una islilla perdida, lo de contar visitas es para los Escolar.net y La petite claudine, y la gente que habla de política o de cosas modernas. Para contar 20 visitas diarias, se va a aburrir como un náugrago contando peces. Además, cuando deje de escribir, bajará progresivamente hasta 2. Eso puede tener un efecto negativo, de hacerle sentir la necesidad de escribir algo sólo para que la curvita no baje, y al no escribir por voluntad propia, la calidad y la espontaneidad se resienten. Yo no pensaría en eso.

    ResponderEliminar
  5. Los capchas son como los textos del Opal, arbitrarios pero con un poco de sugestión empiezas a encontrar significados. Dios puede hablarte a través del generador de números pseudoaleatorios del servidor que genera los capchas. Yo creo que me lanza indirectas. Revelación divina del S.XXI.

    ResponderEliminar
  6. Lo que decía, me ha dicho 'amige'... eso es un 'vale amigo'.

    ResponderEliminar
  7. 'bysionio'...que me vaya a la cama, que tengo sueño... sabe que me puedo estar así toda la noche.

    ResponderEliminar
  8. No, si no necesito otro blog para nada.
    El éxito del que abriese sería que dentro de seis meses, por decir algo, no se hubiera acercado nadie, como pasa con los mendigos.
    (En la red hay más sitios que personas)

    (¡¿capchas? ¿amige? ¿bysionio? ¿ya esta usted hablando otra vez en danés?!)

    ResponderEliminar
  9. Los capchas son esas secuencias de caracteres deformados que tiene que reescribir para demostrar que no es una máquina de publicidad.

    ResponderEliminar