miércoles, 24 de marzo de 2010



Hoy, para variar, no he colgado el video de Romy Schneider.

“La solarización es un fenómeno fotográfico en el que la imagen sobre un material sensible a la luz invierte su tono de un modo total o parcial, este proceso se puede efectuarse sobre un negativo o una fotografía. Tras la inversión las zonas oscuras aparecen como zonas de luz y a la inversa, apareciendo un borde definido entre las zonas contrastadas.” (De la Wikipedia).

Puedo suponer, que el borde definido, es la no man's land, la linea que, sin ocupar, siluetea; la tierra menos ambigua, en apariencia: el laboratorio a cuestas.
Puedo imaginar, es más surrealista el verbo, a Man Ray asociando ideas.

Una de sus fotos, arriba.

¿Es la forma el fondo, o viceversa? Fondo y forma se confunden, ¿desasosiega? No debería. ¿Cuántos fondos hay? ¿Cuántas formas? Qué encuentro no es belleza.

Se hace difícil interrumpir el dialogo con ella.

Miro y remiro la fotografía (nunca estaré preparado para la belleza) y me recuesto cual damisela, que me pongo melancólico, que me viene, que ya llega… el síndrome..., buenas tardes am…, de Stendh… Plaf.

3 comentarios:

  1. Una sueca en Ibiza está solarizada, con su moreno cangrejo y su cabello fulgurante.

    Está usted de un fálico últimamente...

    ResponderEliminar
  2. En etíope con cangrejo albino muta solarizada.

    Sí… bueno… puede ser… últimamente.

    ResponderEliminar
  3. Hay que disculpar. Un falo lo tiene cualquiera.

    ResponderEliminar