lunes, 4 de enero de 2010

Tener el abecedario en la cabeza es privilegio de los alfabetizados. Con la a se pueden escribir muchas palabras y nunca llegaré a la z. Ahora estoy en la t y tengo muchas palabras por delante. Como con la p, con la que me sentí cercano y lejano. A ti, a mí y a la q.

6 comentarios:

  1. Con la a se puede construir la palabra más interesante de todas: aaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Yo, como siempre, estoy entre la J aragonesa y la Y griega. (Aunque hemos de admitir que es mejor la latina: Tiene su punto)
    Por lo demás, mi número de la suerte es el z y mi color favorito el k.

    ResponderEliminar
  3. Sí, es verdad, y así a lo tonal y la a y con la a he inspirado he exhalado y las consonantes y ahora que se emiten y tienen nombre y que me caben en el paladar por lo demás mi número k sigue siendo el z interesante.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto ¿No es revelador que aaaaaa y zzzzzz representen estados de excitación opuestos?

    ResponderEliminar
  5. Y que después del aaaaa te venga el zzzzz.

    ResponderEliminar
  6. Pero si hay gatillazo viene el ffffffff.

    ResponderEliminar